artigos
Convibra Conference - EL NIÑO OBJETO, UN DESAFÍO PARA LOS EDUCADORES
EL NIÑO OBJETO, UN DESAFÍO PARA LOS EDUCADORES

DOCUMENTAÇÃO

Tema: Mal-estar contemporâneo e impasses na educação

Acessos neste artigo: 4


Certificado de Publicação:
Não disponível
Certificado de Participação:
Não disponível

COMPARTILHE ESTE TRABALHO

AUTORIA

Amelia Haydée Imbriano

ABSTRACT
El discurso de época, capitalista, impide el lazo social produciéndose una crisis de disvalor. Su operatoria son los procesos de legitimación de lo ilegítimo, lo cual debilita la función de la metáfora paterna pues altera profundamente el valor de verdad. Esta alteración cambia la economía psíquica y tiene consecuencias nefastas para el niño y el adolescente: 1.- fallas en la articulación simbólico-imaginaria, pues no se pone en función la castración simbólica y el sujeto queda con impedimentos para resolver las conflictivas imaginarias a través de lógicas de terceridad; 2.- fallas de los mecanismos de defensa del yo tales como la represión y la sublimación, quedando el sujeto expuesto a los primarios destinos de la pulsión: la vuelta contra sí mismo y la transformación en lo contrario; 3.- fallas en la articulación simbólico-real, siendo causa de falla en el acotamiento de la pulsión, quedando el sujeto sin defensas simbólicas frente a lo real -el sujeto queda expuesto a la emergencia de lo real-, presentándose a través de diversas formas de violencia.
El discurso impide que el padre lo acompañe operando con su función de ley, perdiendo las funciones de autoridad y respeto. La función del padre inhabilitada impide la construcción de la neurosis infantil, instancia que permite a un sujeto entrar a la genealogía y filiación. Anteriormente el padre era un significante a través del cual el sujeto infantil lograba la inscripción en el Otro. En la actualidad, el niño ocupa el lugar de objeto, produciéndose como un significante del Otro pleno, por ende, no demanda nada a nadie. Esa es la máxima dificultad para su educación. 
El niño contemporáneo implica un alto desafío para los educadores. Se tratará de construir el lugar del Gran Otro como lugar de castración, del lugar de Tercero Simbólico, tarea nada fácil, aunque posible si la iniciamos con la pregunta ¿Cómo inscribir, en la relación enseñante, a este niño objeto a quien la neurosis infantil no lo acompaña?

Para participar do debate deste artigo, .


COMENTÁRIOS

Utilizamos cookies essenciais para o funcionamento do site de acordo com a nossa Política de Privacidade e, ao continuar navegando, você concorda com estas condições.